Los ahumados son una técnica de conservación alimenticia que consiste en someter alimentos a una fuente de humo proveniente de fuegos realizados de maderas, la más utilizada es el roble.

Este proceso, además de la conservación, proporciona el peculiar sabor  ahumado.

Características.

Existen dos tipos de ahumados: en frío y en caliente. En frío, el proceso dura aproximadamente de 24 a 48 horas (dependiendo del alimento) y no debe superar los 30 °C.

En caliente, el proceso dura de 24 a 48 horas, la temperatura debe ser mayor a los 60 °C y no superar los 75 °C.

Esta forma de preservación de alimentos proviene de épocas remotas.

Por casualidad se descubrieron que los alimentos que se colgaban arriba de los fogones que se utilizaban para calefacción y cocinar duraban más que los que no estaban en contacto con el humo.

Es cuando se descubrieron Los Ahumados.

Este proceso de preservación se podría comparar con el salado para preservar el alimento, básicamente, se les quita la humedad a los alimentos y se les transfieren sabores.

Mostrando todos los resultados 4